Blogia
Alfredo Bedoya

SUPERAUTOPISTA PARA PEATONES

SUPERAUTOPISTA PARA PEATONES

Resulta incuestionable la importancia de INTERNET en todos los ámbitos  de nuestra sociedad,  se usa para informarse, educarse, comerciar, entretenerse, comunicarse, relajarse,  etc.  Se ha convertido en una de las principales palancas del mundo moderno. Mueve al planeta entero al compás de las evoluciones tecnológicas, activa la maquinaria de la comunicación y transforma la mecánica de adquisición de bienes y servicios. Es usada por 100 millones de personas en el mundo y se estima que en siete años podrá contar con mil millones de usuarios.

La necesidad de contar con la world wide web, se hace cada vez más grande,  el costo para acceder a ella en casa en  forma permanente, es el principal escollo que encuentran los internautas,   por lo que se explica el prolífico negocio de las cabinas públicas que ofrecen a un costo mínimo su uso. Sin embargo,  como sabemos, Internet  también favorece a cometer  perversidades por los infaltables trasgresores de los patrones legales que nos tutelan.

En el perímetro judicial, tenemos acceso a la legislación nacional e internacional, también se puede ingresar a la pagina del poder judicial www.pj.gob.pe  y   ver el estado de los procesos judiciales  que se  tramitan en todo el Perú, lo cual significa un avance en la transparencia de la actividad jurisdiccional,  sirviendo también de ahorro de tiempo valiosísimo, tanto para el abogado, como para su “paciente” o cliente, asimismo, sirve como un ventana de  fiscalización de la sociedad civil, del propio trabajo del abogado. Por otro lado contribuye a la disminución del alto transito que sufren los pasillos de la Corte  de justicia.

Otro semblante tangible de la visualización en internet del estado de los procesos judiciales, es la puesta en vitrina, para escrutinio publico de la secuencia en el tiempo de las resoluciones judiciales, haciendo ostensible que los términos y plazos procesales son obligatorios solo para los abogados litigantes, mas no, para los magistrados y auxiliares, quienes a través de una practica generalizada de colocar la fecha de emisión de las resoluciones con fecha anterior,  creen salir elegantemente de la exigencia del código adjetivo. Implica esta practica  falsedad ideológica?

Por otro lado, a pesar de lo positivo de encontrarnos inmersos en los beneficios de la nueva tecnología. Los procesos judiciales siguen tardando demasiado, sobrepasan largamente el tiempo estimado y acaban muchas veces con la paciencia del justiciable. Creemos  que una de las razones para que continúe este fenómeno es  que, el recurso humano no permite una consonancia con tales beneficios. Una superautopista de la información para  peatones, Por dar un ejemplo, Al solicitar copias de un expediente, presentamos por escrito el pedido y luego podemos visualizar a través de internet que este pedido ha sido proveído, disponiendo la expedición de copias, razón por la cual nos apersonamos al juzgado a recabar las copias, no obstante recibimos una negativa obtusa y retrograda por parte del personal respectivo, indicando que debemos esperar que nos notifiquen con la resolución que autoriza la expedición de  copias, es decir en cristiano, unas dos semanas aproximadamente, sumando todas estas  demoras dan como resultado, los años de litigio agotadores e interminables.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres